top of page

Samuel Shats

Fotógrafo

Las 34 cabezas de la profesora María Teresa Claro


Al enteresarse de que se la caería el pelo por una quimioterapia, la mujer decidió restarle dramatismo a su pérdidad y ofreció su calva a artistas, amigos y familiares que quisieran pintarla

bottom of page