top of page
  • El Mercurio

La Mirada Particular


"Samuel Shats (1952) emprende un largo peregrinaje de tres años por un solo lugar, un sitio eriazo que descubre casualmente desde un estacionamiento clindante, donde, como ocurre en todas partes al punto que ya nadie ve, hay vida marginal adaptada a su circunstancia. Shats parte por incurrir en esa peligrosa prerrogativa de la fotografía que es la indiscreción, estado anterior a la denuncia, justa o injusta, que desplaza a un plano secundario la pravicidad y, más aún, la intimidad de las personas. Tamaño riesgo demanda la solidez del motivo y, por cierto, la solidez del autor que perpetra ese espacio qeu es ajeno, por más que de nadie, y en ambos casos Shats trasciende con holgura las advertencias."

コメント


bottom of page